miércoles, 24 de octubre de 2012

Presencia... (DAMA, DAMA)

  Justamente cuando termina el celo del venado del que tantas veces he hablado (berrea) comienza el mismo ciclo en otro cérvido también presente en nuestra montaña, el gamo. El del celo del gamo se denomina "ronca" y el comportamiento de los machos es es idéntico al de sus primos los ciervos, únicamente el sonido que emiten es distinto.

  Hace unos días subí a la Sierra del Sueve, único lugar asturiano en el que habita el gamo. Aunque existen restos arqueológicos que garantizan la presencia de este ungulado en Asturias hace miles de años, se llegó a extinguir, siendo reintroducidos en el Sueve a mediados de los años 70 donde se han adaptado perfectamente. Como decía subía a la montaña costera, mi motivación capturar con mi cámara escenas de la "ronca". Lucía y calentaba el sol en este parque natural y apostaría que precisamente por este motivo aún no había comenzado el concierto, estos ciclos son típicos del otoño y puede que estas temperaturas casi veraniegas sean las causantes del retraso en la activación del celo, aunque en las fechas que estamos, bastarán cuatro gotas de lluvia para dar comienzo al espectáculo. 

  

 Me fui a la zona donde suelen reunirse los grandes machos y allí estaban; juntos, sin hembras y sin confrontaciones entre ellos. Disfruté de su presencia y de la captura de escenas como estas con la luz que nos regala el otoño. En unos días, cuando llueva volveré y seguro que vuestra camaradería habrá cambiado sustancialmente con la llamada de la vida...





        (Aunque parezca el mismo ejemplar, si os fijáis en la cuerna izquierda que es la que se ve en los dos, podéis comprobar que son individuos distintos)

2 comentarios:

  1. Que buenas fotos Ricardo...cerquita los has pillao.
    Saludos.

    ResponderEliminar